¿En qué se diferencia una gramática normativa de una gramática descriptiva?

La Gramática descriptiva estudia las propiedades de las unidades gramaticales y sus relaciones, sobre todo, en la morfología y la sintaxis. Analiza en constituyentes las oraciones que emiten los hablantes. Responde a la pregunta ¿cómo se dice?

La Gramática normativa establece los usos que se consideran ejemplares en la lengua culta de una comunidad. Responde a la pregunta ¿cómo debe decirse?

Por ejemplo, si decimos La niña lee un libro la gramática descriptiva nos explicará que La niña es un constituyente y que lee un libro es un otro. Además, que en el constituyente La niña, La es artículo y niña, sustantivo. En cambio, la gramática normativa nos enseña que no debemos decir *La niña lee a un libro, pues el complemento directo referido a cosas no se construye con la preposición «a». La actitud prescriptiva es propia de las gramáticas normativas. Una gramática es normativa porque reúne reglas prácticas sobre el uso correcto de la lengua. De ninguna manera intenta modificar la conducta lingüística del hablante mediante normas o reglas, sino actuar como una guía para que se expresen los mensajes con cohesión y coherencia. En cambio, la actitud descriptiva pretende presentar o exponer la conducta lingüística del hablante tal cual es.

La norma nos ayuda a despejar dudas. Entendemos por duda la vacilación ante dos o más realidades lingüísticas necesarias para la comunicación.

En otro artículo, les voy a hablar sobre las tres clases de normas: la lingüística, la pragmática y la académica.

Si les gustó, compartan el enlace.

¡Hasta la próxima!




© 2019 por Lourdes Cruz Winter